martes, 21 de agosto de 2012

Y así llegó Siebel Institute a Latinoamérica

Agradecimientos especiales a José Fernando Botero por la valiosa ayuda y colaboración para escribir este artículo.
Tal vez para muchos institutos de formación cervecera a nivel mundial, Latinoamérica era un territorio desconocido donde el asunto de la cerveza era algo exclusivo de multimillonarias empresas que enviaban a los encargados de la elaboración a capacitarse para dominar más toda esta ciencia.
Sin embargo, en Colombia, un grupo de entusiastas cerveceros encabezados por José Fernando Botero González y Nicolás Cavanzo, nos reunimos en casa de Alejo Guinjoan, y junto con Diana Marcela Luna Ospina y Camilo Riveros, nos pusimos a analizar la importancia e impacto que tendría en Colombia el hecho de traer al prestigioso y laureado Siebel Institute of Technology, o al menos, a su figura más destacada para un curso cervecero en 2010.
Aprovechando que Nicolás iba a capacitarse al citado instituto, el mismo se encargaría de hablar con su directora Lyn Kruger y convencerla para que viniera al país como invitada de honor y actuara como conferencista en el hipotético curso.
Pero además de esto, el curso se iba a desarrollar en tres ciudades, las cuales fueron Bogotá, Manizales y Medellín (donde iba a realizarse el curso principal). Lo anterior con el fin de aprovechar que José Fernando era profesor e investigador de la Universidad Nacional de Colombia, lo cual permitía aprovechar la infraestructura para ofrecer un curso de mucha calidad.
Días más adelante, José se reuniría con Carlos Cortés, director del Instituto de Extensión e Investigación de la UNAL, con Luz Ángela Ramirez, de la Unidad de Educación Continúa y con Diana Marcela Luna, de Alcoholes y Licores (de quien hace parte José) para exponer a fondo el plan. Después de la reunión, el proyecto tuvo luz verde y se inició de forma expedita con su respectiva organización.
Al conocer que ya era casi realidad la presencia de Lyn Kruger, varias empresas hicieron presencia y apoyaron el evento, las cuales fueron: Bavaria SAB Miller, Bogotá Beer Company, Inducerv, Heineken de Colombia, Beer Marketplace (importadora de Leffe) y la Escuela de Gastronomía Mariano Moreno, que recién iniciaba operaciones en la ciudad de Medellín.
Así mismo, se hicieron conversaciones con el Invima, para que esta entidad gubernamental apoyará en el evento acerca de las normas que rigen la producción y comercialización de la cerveza. Dichas negociaciones fueron exitosas y fue la primera vez que el Invima se acercó a todos los interesados en el tema cervecero.
Finalmente, la primera semana de febrero de 2010, el 2º Curso Internacional Sobre Cervezas Industriales y Artesanales se llevó a cabo de forma exitosa, que junto con los cursos desarrollados en Bogotá y Medellín, contribuyeron a la formación cervecera de los asistentes..
Debido al éxito, y porque muchas personas se quedaron por fuera, José le propuso a Lyn la realización de cursos similares, con el apoyo de Siebel y en idioma español, se llegó a un feliz acuerdo y además de esto, una parte de la base de conocimientos de Siebel fue traducida al español, para que los asistentes tuvieran más comprensión de estos temas.
En junio de 2011, se realizaría el primer curso de este tipo en la instalaciones de la UNAL, en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos ICTA, con la presencia de ilustres y destacados personajes del mundo cervecero. Tal fue el revuelo y difusión alrededor del continente, que de 28 personas, 21 eran asistentes extranjeros y 7 colombianos.
Después, estos cursos se expandieron a Chile (realizado en junio de 2012) y México (a efectuarse en noviembre de 2012), con posibilidad de dictarse en otros países de LATAM.
En 2013 el curso de tecnología cervecera del Siebel cambiara su formato y se dictará entre el 17 y el 21 de junio en Bogotá con una duración de una semana con el fin de reducir costos y dar cobertura los microcerveceros  y cerveceros artesanales.
Como ven, el impulso, ánimo y decisión de un pequeño grupo de colombianos, entusiastas cerveceros, puede lograr cosas notables y muy destacadas en todo un continente. Gracias a esto, muchos colombianos y foráneos han podido ampliar su conocimiento cervecero para que esto se vea reflejado en productos de bastante calidad, y las empresas pequeñas puedan capacitar a su gente.
Me dio sed con estas gratas evocaciones, me iré a beber una rica cerveza ¡¡SALUD!!

1 comentarios:

WORLD RUM CONGRESS, SUMMER 2013, PUERTO MONTT_CHILE dijo...

Amigo Jorge, me regresaste en el tiempo, y la satisfacción y los buenos momentos dieron una luz adicional a mi vida.

Gracias.