martes, 8 de octubre de 2013

Impresiones sobre el 6° Oktoberfest de la AHK

El fin de semana que transcurrió, tuvo lugar la sexta versión del Okotoberfest que organiza la Cámara de Industria y Comercio Colombo-Alemana (AHK), el cual se celebró en el Parque Guaymaral.
Quizás, una de las novedades es que en esta ocasión el proveedor de cervezas alemanas fue la empresa Disportal S.A.S (en las ediciones pasadas este papel lo desempeñó Temaq Ltda). De igual forma, la oferta cervecera tuvo variedad (en ocasiones anteriores era exclusivo de Temaq Ltda), y los asistentes podían beber cerveza nacional, siendo Apóstol y Club Colombia, las marcas invitadas. También fue posible disfrutar de la gastronomía típica alemana, ya que cerveza sin una rica salchicha, no aguanta.
Gran afluencia de público en esta versión.
Como el parque se encuentra bastante alejado de la zona urbana de la ciudad, la organización dispuso de transporte colectivo gratuito, el cual hacía una ruta circular desde el Portal del Norte hacia el lugar y viceversa. Aunque la intención de facilitar transporte a las personas que no llevaban auto fue la indicada, la demora en la frecuencia (culpa de la eterna congestión en la Autonorte, algo que se sale de las manos), así como la pequeña capacidad de los buses (debimos esperar hasta tres de éstos vehículos para poder abordar), fue la causante que me demorase un poco más de una hora, desde que llegué al punto de encuentro hasta el evento. De regreso fue otra odisea, ya que el bus se demoró muchísimo más, y la aglomeración de gente (muchos de ellos con el alcohol en la cabeza), me hizo tomar la decisión de irme en transporte público tradicional.
El stand de Disportal S.A.S, el proveedor oficial del evento.
Sin embargo, estos inconvenientes con el transporte no opacaron lo bien que lo pasé en el Oktoberfest. Uno de los puntos más importantes a resaltar fue el precio de las cervezas, que eran bastante accesibles para el bolsillo (desde $4.000°° a $9.000°°), lo que indudablemente hizo que la gente consumiera bastante cerveza. También fue la oportunidad de probar Benediktiner, la nueva cerveza de trigo del portafolio Disportal.
Aglomeración de clientes frente al stand de cerveza Apóstol.
Otro hecho fue la gran acogida que tuvo Apóstol con los alemanes que hicieron presencia en el festival. Como tuve la oportunidad de encontrarme con Juan Camilo (el gerente de la cervecería), él me comentaba que los extranjeros llegaban incrédulos al stand, pero que después de degustar una pequeña muestra, quedaban maravillados con la calidad de la cerveza, y claro, por sólo $5.000°° o $10.000°° (cerveza en jarra de cristal), los clientes nacionales y foráneos repetían gustosos con bastante frecuencia.
Pero una de las cosas que más me agradó de Apóstol fue que estaban sirviendo las cervezas desde varios grifos, lo que hacía que estuvieran muy frescas, sin importar la alta rotación de barriles. Cabe destacar que quedé fascinado con los sabores y texturas de estas cervezas en su versión tirada (era la primera vez que las probaba de este modo).
La carpa central del evento, con la tarima de espectáculos.
Y como siempre, el evento fue animado con grupos de música típica alemana y orquestas colombianas. A medida que caía la noche, el público se dirigía a la carpa central a separar su mesa para empezar a bailar al son de los ritmos que interpretaban los artistas invitados.
Para finalizar esta reseña, quiero dar mis apreciaciones de este grandioso evento:
Lo excelente:
1) El clima precioso que hizo ambos días, eso ayudo a que hubiese mucha gente.
2) El precio de las cervezas fue el apropiado.
3) El número de baños portátiles impidió que se armaran grandes filas.
4) El parque.
5) Las cervezas Apóstol de barril.
6) El buen ambiente.
Lo bueno:
1) Estacionamiento gratuito aunque se llenó demasiado rápido y la fila en la Autonorte era considerable.
2) Que hayan puesto a disposición transporte gratuito a las personas que no iban en auto particular.
3) Estuches especiales con vaso en las cervezas alemanas (ideal para los coleccionistas).
4) Las jarras de Apóstol.
5) Variedad en marcas alemanas.
Por mejorar:
1) Por favor, la próxima vez contraten buses de mayor capacidad para que no toque esperar tanto y evitar la formación de tumultos.
2) Aunque no es responsabilidad de la organización, los trancones en la Autonorte fueron terribles.
3) Con el tiempo y debido a la demanda, las cervezas de botella y lata no alcanzaban a enfriarse lo suficiente, quedando a temperaturas no apropiadas (solución para la próxima, un chiller o un compartimiento térmico repleto de hielo seco y agua helada).
4) Mucha congestión a la hora de comprar comida.

0 comentarios: