domingo, 6 de marzo de 2011

La importancia de la imagen

Uno de los puntos a destacar con la promoción que realizan las cervecerías alternativas con más carrera, es la preocupación que tienen con la imagen que representa a sus productos.
Es innegable el esmero y dedicación con los diseños que poseen tanto su publicidad, vasos, y lo más importante, las etiquetas que emplean.
Aunque en los almacenes nacionales no es tanta la variedad de cervezas, si es importante el hecho que una cervecera elabore una etiqueta novedosa, llamativa, que se robe de una vez la atención de las miradas y se destaque por encima de sus competidoras. Por ejemplo, una cervecera adoptó una etiqueta con una forma que no sigue patrones geométricos defininidos, otra hace destacar sus botellas con una etiqueta que refleja un estilo muy citadino; una fábrica apostó por sellos brillantes, mientras que otra adoptó un estilo muy juvenil y descomplicado. Pero lo más importante de todo, es que todas estas cervecerías decidieron seguir un diseño que se apartó completamente de lo que se veía cuando sólo había una industría.
De pronto habrá personas a los cuales no les interese en lo más mínimo la presentación de una cerveza, y estén enfocados más en la calidad del contenido. Esto es un punto de vista muy respetable, pero que pongo a prueba con lo siguiente:
Supongan que están en frente de una góndola llena de cervezas de muchas marcas, una que ofrece un producto de calidad normal tiene una etiqueta vistosa, mientras que la mejor cerveza de todas tiene como sello una cinta de enmascarar con el nombre escrito en bolígrafo. Haciendo cuenta que las cervezas de la vitrina son nuevas, no han escuchado referencias de ninguna de ellas y jamás las han probado ¿cúal llevarían?
Para las nuevas cervecerías que están a punto de salir al mercado ofreciendo sus productos en botellas, tengan muy en cuenta el asunto de la imagen, ese es el primer punto de decisión que lleva a una persona a elegir una cerveza desconocida para ella. Una excelente imagen y un producto de mucha calidad son ingredientes para obtener reconocimiento y éxito en este mundo tan competido.

8 comentarios:

Ing. Ricardo Plano dijo...

Sin duda alguna la etiqueta en los envases, a sido, es y será uno de los elementos mas importantes para poder identificar en forma fácil y llamar la atención del público hacia un producto. Es uno de los puntos mas importante para un fabricante, como para el consumidor.
Siempre habrá todo tipo de diseños, para todos los gustos, mostrando en ellos el transcurso del tiempo y de la historia de un país.
Siempre veremos a productor buscando la forma de tratar de llamar la atención del consumidor, de identificar su cervecería, como su cerveza.
Hay que ver el buen gusto y originalidad en el diseño de las etiquetas en la mayoría no solo de las micro cervecerías y cerveceros artesanales, sino también de las otras dos grandes cervecerías del país.
Como coleccionista de etiquetas y estudioso del tema por mas de 50 años, he visto miles de etiquetas del mundo entero, en muchos casos era posible identificar el país o una cervecería, con solo mirar la etiqueta. Esto hoy en día eso ha cambiado mucho por la unificación y monopolización de la industria cervecera en todo el mundo.
En Colombia desde los comienzos de la industria cervecera, el diseño de las etiquetas a sido de una importancia, inclusive algunos de sus diseños fueron encomendados a conocidos diseñadores del extranjeros.
Encontramos en los últimos 150 años de todo tipo y calidad, pero hay muchas etiquetas muy lindas, de un excelente diseño. En muchos casos, aunque no fueron las mas llamativas, han perdurado por casi un siglo sin cambios sustanciales, no por falta de originalidad, sino por hacían parte de la cultura y del gusto de un país que fue muy conservador hasta hace unos pocos años.
Uno de los casos mas connotados el año de 1968, la Cervecería Aguila S.A. después de 54 años de mantener el diseño prácticamente igual de su producto bandera, la cerveza Aguila, encomendó a la empresa Carvajal & Cia. el diseño de una nueva etiqueta. El resultado fue una etiqueta de diseño mas sencillo, limpio y moderno. Esto resulto en un gran fracaso, no fue del agrado de la mayor parte de los consumidores, poco a poco las ventas fueron decayendo en forma alarmante. A paso de unos pocos años, a alguien se le ocurrió volver al diseño original, de inmediato las ventas subieron, convirtiéndose después en la cerveza de mayor venta del país.
Bavaria en el año 2007 comienza una estrategia de rediseño de todas sus cervezas, incluyendo el de su producto bandera Cerveza Aguila que había mantenido su diseño básico por 92 años. El cambio fue radical, muy moderno y llamativo, aunque una gran parte de sus consumidores se quejaron en diferentes formas “de este sacrilegio”, con el tiempo se han ido acostumbrado. Son otros tiempos en donde, en especial a la gente joven les gusta los cambios.

masbirras dijo...

Uff... si no tengo referencias de ninguna igual me llevo las 2. Supongo que para estar en una estantería de un comercio el producto debe tener unas mínimas garantías así que aunque esté escrito con bolígrafo (imagino es una exageración) debe ser un producto bebible. Algunas de las mejores cervezas que he bebido no se caracterizaban precisamente por la calidad de sus etiquetas

Pivní Filosof dijo...

De más está decir, una linda etiqueta no es garantía alguna de la calidad del producto, pero sí puede hacer una diferencia a la hora de motivar una primera compra.

Por supuesto, si esa compra se repite dependerá de lo único verderamente importante, el contenido. Y como lo que para mí puede ser una porquería, para otros puede ser una delicia (y viceversa), la presentación sí que es muy importante. Pero atención, si el dueño de una cervecería tiene que decidir entre invertir en una linda etiqueta o invertir en tecnología y/o capacitación, que ponga la plata en aquello que ayudará a mejorar la calidad de su producto.

Cuando hice una pregunta similar en mi blog, una de las respuestas que tuve en la versión en inglés fue "compraría la que tenga la etiqueta más fea con la esperanza que el maestro cervecero sea mejor que el diseñador gráfico".

Lúpuloadicto dijo...

Para mi, como coleccionista de etiquetas también, la imagen es muy importante. Basta decir que muchas veces si se que el contenido es más que decente no me importa que la etiqueta esté poco cuidada, pero habitualmente suelo fijarme más en el exterior a la hora de elegir una u otra cerveza.

Por cierto, Max, muy buena esa respuesta que te dieron!!! Jeje!

Alex dijo...

No estoy nada de acuerdo.
El embalaje (la botella, chapa, etiqueta, caja) es más caro que el contenido, luego es donde cualquier empresario buscaria reducir costes.
Hacer un diseño atractivo para todo el mundo es imposible.
En la desción de compra de cerveza normalmente lo más influye es el impulso irracional.
Que nadie se deje engañar, el "marketing, la imagen,..." solo son útiles para las mega transnacionales.
Un ejemplo. Moritz en Barcelona (que seguro que tiene un presupuesto para marketing) no se anuncia en televisión. Solo vende 30.000 hl/año

Pivní Filosof dijo...

Alex,
Marketing no es solamente poner un aviso en televisión o en revistas/diarios/radio. Hay muchas otras maneras, más baratas y, hasta diría, más efectivas desde el punto de vista de la relación costo/impacto para hacer marketing, por ej. presentarse en festivales o tener una etiqueta atractiva (la botella, en tanto sea una standard, te va a costar lo mismo más allá de la etiqueta que le pongas)

Manzapivo dijo...

Alex, si una buena imagen representara una cerveza de mala calidad o de multinacional, entonces cerveceras tan importantes como Sierra Nevada, Anchor, Duvel Moortgat, Eisenbahn... que no son multinacionales, no le darían una presentación tan impecable a sus productos.
Max, yo diría que un cervecero debe invertir fuertemente en los temas de calidad y presentación, y darles igual cantidad de atención.
Masbirras, si, hay cervezas magníficas que de presentación no tienen mucho, pero muy probablemente, esa cerveza ya ha adquirido tanta fama y reconocimiento que se puede dar el lujo de jugar como le plazca con su imagen, igual, por la marca, la van a comprar.
Saludos.

Pivní Filosof dijo...

Manza, no estoy del todo de acuerdo con vos. La presentación nunca debería recibir la misma atención que la calidad. Es más, después de haber pensado un poco sobre el tema, me he dado cuenta que quizás estamos sobredimiensionando la importancia de la presentación, pero ya voy a escribir algo al respecto en mi blog.