domingo, 25 de abril de 2010

La Ronda Nº 23: Reclamos cerveceros

El equipo argentino de místicos cerveceros denominado La Logia Cervecera, después de una ausencia prolongada de la escena de la Ronda Cervecera, ha decidido albergar la edición Nº 23 del evento número uno de los blogs cerveceros de habla hispana (y portuguesa) de todo el mundo.
El tema de esta Ronda, se basa en que actitud tomariamos como renombrados escritores cerveceros, si sucediera lo siguiente:
Hay un tema recurrente que siempre genera discusión dentro de la Logia. Que actitud tomar cuando uno va a un bar y desembolsa una buena cantidad de dinero para disfrutar una buena cerveza y lo que le sirven no está en buen estado? O bien no es el producto que uno jura y recontra jura que venía tomando y ya no es lo mismo?
Reclamamos? Nos quejamos? Hacemos tripas corazón y nos tomamos hasta la última gota jurando nunca más volver pero sin decir palabra alguna?
Y en caso de que uno se haya quejado... como fue la reacción del lugar? Nos cambiaron la cerveza por una que si estaba bien? Nos dijeron que es lo que hay y a otra cosa? Nos dieron explicaciones raras de por que la cerveza debería ser así?

Bueno, en el transcurso que llevo escribiendo en este blog, he estado conociendo lugares cerveceros para ir a beber, comer y pasar un buen rato, y afortunadamente, no he tenido ninguna situación en la que me hayan servido o tirado cerveza que estuviera en mal estado, es más, con la comida con que suelo acompañarla, tampoco he tenido ningún tipo de sorpresa desagradable.
Tal vez esto no haya sucedido porque acá los sitios cerveceros que conozco, almacenan debidamente todas sus bebidas, las protegen de la luz directa y se trata de mantener la cadena de frio, en fin, parece que mimaran a la cerveza para que ésta de lo mejor de si misma al cliente final, y éste quede con muchas más ganas de beber, beber y beber. Suele suceder también que cualquier barril (o keg) que ya empiece a quedar totalmente vacío, es reemplazado inmediatamente por uno nuevo que está lleno de cerveza fresca.
Pero tengan por seguro, que si alguna vez me encuentro con una bebida que a leguas se nota que está deteriorada, presenta mal aspecto o no está a la temperatura adecuada, haré el reclamo correspondiente, al fin al cabo, mi dinero también vale y no hay nada para un aficionado cervecero como disfrutar de una cerveza en las condiciones óptimas.

1 comentarios:

Galapagos dijo...

Tarde pero seguro, he aquí el resumen de la Ronda #23. Saludos!!!