sábado, 30 de octubre de 2010

La Ronda, recargada

Este tema es una especie de Ronda, pero en vez de recopilar las opiniones de cada uno de los participantes y darlas a conocer en un único tema, ellos podrán utilizar el pánel de comentarios que se genera en cada tema, y así discutir sobre algún asunto cervecero en especial.

Se acerca la época más festiva del año, y en vista que ya podemos contar en el país con una variedad decente de cervezas, se puede generar mucho la siguiente situación:
Con el grupo de amigos/familiares se organiza una fiesta, y al momento de decidir qué cervezas se consumirán en el evento, se dan a conocer varios sectores de opinión.
1) Uno de ellos quiere imponer como sea la marca y estilo de cerveza que se va a beber, y que si no es esa, no van a tomar nada.
2) Otro grupo, como no le gustan las opciones, decide que van a comprar las cervezas que a ellos le gustan y que los demás consuman la que ellos quieran.
3) El último grupo, decide irse por la fácil y consideran que cualquier opción es perfecta.

¿Con cúal grupo se sienten más identificados?

9 comentarios:

Pivní Filosof dijo...

Para mí, acá se aplican la misma "reglas" que en cualquier otra reunión om festejo similar: El anfitrión decide.

Si el anfitrión soy yo, voy a ofrecer las cervezas que yo quiera, por supuesto, teniendo en cuenta el gusto general de mis invitados y no voy a tener ningún problema en que ellos traigan alguna otra bebida.

Si el invitado soy yo, voy a tener que aceptar lo que el anfitrión me ofrezca. Si la cerveza que tiene no me gusta, a lo sumo tomaré una por cortesía y de ahí en más le doy al vino. Depende la situación es posible que yo también traiga alguna botella conmigo.

Manzapivo dijo...

Es decir Pivni, que según la posición que tengas en el evento, te comportas.
También si soy el anfitrión, pues ofrezco lo que yo desee, pero igual acepto alguna colaboración, en caso que la cantidad de la que dispongo se vea corta.
Y en caso que la fiesta sea organizada por varios, me gusta tener muy en cucuenta los gustos de las demás personas, a fin que todos podamos beber lo que más nos guste.

Embracing Darkness dijo...

Soy del grupo 3 sin ninguna duda, para beber lo que me apetece ya tengo mi casa, y una fiesta lo normal es comprar bebida que pueda agradar a la mayor parte de la gente. No me suele suponer un sufrimiento enorme beber marcas de cerveza que no me gustan especialmente, y en caso de que la elegida fuese una que me resultase imbebible siempre puedo beber agua.

Pivní Filosof dijo...

Hay un tipo de reunión que no mencioné en mi comentario. La fiesta que en mis épocas de adolescente llamábamos "asalto": alguien pone la casa, el resto trae bebida y comida. Cuando estuve en Australia fui a un par de fiestas "BYO" (Bring Your Own - que cada uno traiga lo suyo). Ambas son más o menos lo mismo, los invitados traen lo que les gusta y después compartimos.

Lúpulo Feroz dijo...

me gusta eso del BYO. En muchos casos cuando sales con otro tipo de personas que no son de tus mismos gustos, tienes que adaptarte e ir a lugares donde no tienen más que cervezas del monton. Aún no siendo de mi gusto prefiero eso a una coca cola. Creo que me englobaría en la tres por ese motivo. Eso si, protestar, protestaría un poco, jejeje.

Un saludo

Manzapivo dijo...

Embracing, tienes toda la razón, si uno va a una fiesta es a divertirse, no a martirizarse porque sirven cosas que a uno no le gustan. Y en ese caso, lo mejor es beber algo alternativo, pero lo importante es no amargarse por el asunto.
Muy interesante esa filosofía de BYO, a veces se aplica en estas tierras, pero sería muy benéfico que se popularizara aun mas.
Lupulo, a veces es bueno protestar, pero si a uno lo invitan y no es capaz de llevar algo, pues nada que hacer, aunque si la fiesta es organizada por varios y pasan por alto las sugerencias de uno, eso si es algo que saca de casillas.
Saludos.

CHRIS dijo...

Hola paisano, gracias por la invitación...
Yo voy por la tercera opción, cuando hay sed y el ambiente no es muy conocedor, se toma lo que hay, a menos que, como en mi caso (algunas veces) hay marcas que me caen mal, entonces, como dice el filósofo tomo vino.
Eso de llevar lo que me voy a tomar, en lo personal me parece bastante egoista y antisocial si la idea es compartir, de lo contrario es mejor no ir a la fiesta y quedarse en casa disfrutando las cervezas que a uno le gustan.

masbirras dijo...

Si el objetivo es pasarlo bien y disfrutar de un buen ambiente sin duda la opción 3... el resto puede implicar 'malos rollos' que no llevan a nada.... Como Max, también soy de los que actúan según el papel que tenga... hoy me ha tocado ser anfitrion y por eso he agasajado a mis invitados con Rogue American Amber Ale, Rogue Dad's little helper, Rogue Morimoto Black SObe Obi, Hopocalipsis de Zulogaarden y Rodenbach Vintage Oak aged 2007. La verdad es que no se han quejado y hemos disfrutado mucho. Salud!

Manzapivo dijo...

Exacto Chris, tenemos a disposición muchas alternativas en cuanto a cerveza y bebidas, si algo no nos gusta, pues lo mejor es pedir otra cosa. Lo de traer las propias cervezas yo lo he hecho, y siempre las comparto (igual, ya las he probado y quiero que la gente conozca), e incluso, los anfitriones me agradecen mucho por darles a conocer esas cervezas desconocidas para ellos.
Increíble selección de cervezas masbirras, seguramente han quedado bastante satisfechos y con ganas de más tus invitados.